Buscar este blog

sábado, 8 de julio de 2017

No lo supo ganar



Peñarol cerraba su participación en la fase regular de este campeonato de relleno que inventaron los dirigentes, jugando en el Campeón del Siglo ante Defensor, con la importancia principal de descontar puntos para la tabla anual que es lo que realmente importa.

Ya con la suspicacia al principio que el partido de Peñarol fuera arbitrado por un juez que nos ha perjudicado notoriamente en el pasado (Ferreyra) y al tradicional adversario lo arbitre otro juez que ha tenido por costumbre favorecerlo (Cunha) lo que demuestra que Peñarol se sigue manejando pesimamente en el ámbito de la AUF

Peñarol pretendía ser el mismo equipo que ha venido utilizando Ramos, pero ya en la salida a la cancha, se lesiona solo Ramón Arias que tuvo que ser reemplazado por el paraguayo Villalba. Una baja trascendente para un tipo de partido como este. Enfrente este Defensor bien dirigido por Acevedo y que parece no haber sentido demasiado la salida de su goleador del apertura.

Y Peñarol arranco con todo, arrollando a su rival, llevándose lo por delante y metiéndolo en su cancha.

As i la primera es para el aurinegro a los 8´ cn un remate desde fuera del área del cebolla Rodríguez que saca el ex arquero aurinegro Reyes yendo abajo contra su palo izquierdo para mandar la pelota al córner.

A los 12´ llega la merecida puesta en ventaja mirasol. Un tiro libre frontal y la pelota mandada al área en forma de centro, la baja atrás el cebolla Rodríguez sobre el palo derecho y y Nandez saca el zapatazo que vence las manos de Reyes y hace que la pelota se meta contra el palo derecho. Ganaba Peñarol y era justo y lógico

Y parecía simplificarse todo cuando a los 15´ se va expulsado Cardaccio por una segunda amarilla perfectamente sacada por pegar una segunda vez en la mitad de la cancha para un ex tricolor que salió acelerado a jugar el encuentro.

Nadie podía imaginar lo que terminaría pasando en ese primer tiempo. A los 29´ avisa Defensor con un tiro libre sobre la derecha que remata Carneiro y la pelota pasa apenas arriba del angulo derecho de un Guruceaga que quedaba parado.

El empate llega un minuto después en una jugada desafortunada donde falla Quintaba que pretende despejar de cabeza y deja la pelota muerta en el área y luego de una serie de rebotes deriva con fortuna para Bueno que, debajo del arco, no tiene más que tocar para marcar con el arco vacío.

A los 34´ Nandez convierte un segundo tanto que es anulado por Ferreyra a instancias del línea por una mano que luego de ver 5 veces la repetición sigue sin ser clara.

Pero a los 36´ se consuma la injusticia del resultado. Un córner dese la derecha, gana Carneiro de cabeza por el medio y al segundo palo entraban solos 3 jugadores de Defensor ante una defensa que marcó muy mal. No llega Correa de cabeza pero si Lamas que saca el remate que vence las manos de Gurucueaga marcando un segundo tanto que de ninguna manera merecía Defensor.

Todavía sobre los 44´ un córner desde la derecha, despeje de la defensa violeta y la toma Rossi de volea desde fuera del área y el impresionante remate lo saca Reyes al córner volando sobre el parante.

Se fue en desventaja Peñarol. Desventaja injusta, difícil de explicar para un equipo que fue superior en todo el trámite del encuentro.

Pero el segundo tiempo sería peor. Ya al minuto pudo empatar Peñarol cuando desborda Nandez por derecha, mente el centro y cabecea Gastón Rodríguez obligando a que Reyes vuele abajo contra el palo izquierdo para sacarla al córner.

A los 6´ un tanteo de Nandez desde la izquierda y otra vez Reyes vuela con una mano para mandar la bola al tiro de esquina.

A los 14´ igual que en el primer tiempo, se va expulsado Correa por segunda amarilla por hacer lo mismo que había hecho cuando le sacaron la primera, tirar una pelota afuera con una falta ya cobrada. Peñarol se quedaba con 2 más, pero aca hay que hacer el alto.

Porque Peñarol y su técnico se equivocaron completamente. Con 30´ por jugar y dos jugadores más, Peñarol se dedicó a meter centros en lugar de buscar las bandas. Ramos metió a Affonso en lugar de buscar con delanteros más aptos para el juego colectivo y comenzó a hipotecar la chance.

Para peor toda la suerte estuvo en contra. Porque a los 26´ se equivoca Reyes, saca rápido y la pelota termina en el pecho de Nandez que manda la bola por arriba para superar al arquero con tan mala fortuna que pega en el angulo derecho de un arco vacío.

A los 30´ se lesiona Angel Rodríguez por una patada de Bueno y se queda en la cancha porque ya se habían hecho los tres cambios (Gastón Rodríguez, Affonso y Dibble) pero en la práctica Peñarol queda con 10.

Sobre los 33´ un tiro libre desde la derecha y cabecea Affonso (su único aporte, lo otro fue erra un gol debajo del arco) y Reyes consigue contener en dos tiempos.

A los 39´ otra jugada de Nandez por derecha, de las pocas veces que abrimos la cancha y el toque al medio para el remate de Dibble que provoca otra impresionante atajada de Reyes.

Pero faltaba lo peor. A los 43´ un tiro libre para Defensor sobre la izquierda. Peñarol se para mal atrás (al punto que Ramos había mandado a Quintana al área rival) y Cougo que toma la pelota, se le va al cebolla, engancha ante Villalba y a la salida de Guruceaga la coloca pegada al palo derecho marcando un 3 a 1 tan lapidario como injusto.

Apenas dio para que Peñarol descontada sobre la hora con un córner desde la derecha, el cabezazo de Lucas Hernández en el segundo palo y otra impresionante atajada de Reyes que despeja con una mano pero el rebote lo toma Quintana de cabeza para marcar el descuento que de nada servía.

Más que perder, Peñarol no supo ganar un partido donde tuvo todo a favor, jugó mejor que su rival, creó más chances para convertir y jugó siempre con jugadores de más. Un saldo triste para un equipo que sigue sin colmar las expectativas que tenemos los carboneros.

Se terminó este campeonato para el aurinegro con saldo negativo, porque ahora ha quedado más lejos en la anual de Defensor y seguramente también de Nacional y habrá que remar para ganar el clausura y forzar finales como única chance de ser campeones.

Un Peñarol que será una incógnita porque no sabemos cuántos jugadores se nos van a ir. Guruceaga y Nandez son números puestos para la salida y venga quien venga no existe hoy un jugador que pueda reemplazar al capitán aurinegro.

Una vez más este equipo queda en el debe y nos deja sin chances del más mínimo error para el clausura.

domingo, 2 de julio de 2017

Costó más de lo necesario. Peñarol 2 Liverpool 1



Peñarol iba a Belvedere a jugar con Liverpool con la misión de ganar en una cancha difícil para poder mantener la ventaja descontada a Defensor con miras al encuentro del próximo fin de semana ante el equipo violeta.

Con la única modificación del regreso de Guzmán Pereira después de la suspensión en lugar de Nicolás Dibble. Liverpool con ausencias importantes también pero en su cancha siempre se hace un rival complicado.

El partido comenzó entreverado, con mucha marca por el medio y con Peñarol intentando jugar por las bandas pero sorprendido por el negriazul que tuvo más la pelota. Un encuentro con muchas faltas y que, como siempre que el árbitro es Fedorczuck, no se reprimen con tarjeta como debería ser.

Y la primera fue para el local a los 5´ con una subida por el medio de Martínez a quien no puede frenar la defensa mirasol y termina en un remate a medias con Royón y la pelota se abre para salir cruzada sobre el palo izquierdo de Guruceaga.

Peñarol responde a los 22´ con un golazo de Nandez. Una jugada que empieza entreverada por el medio donde Arias pelea la pelota y termina derivando para el capitán aurinegro que la pisa para sacarla del área y saca el zapatazo combado que supera la estirada del arquero Rodríguez y se clava arriba en el ángulo izquierdo marcando la apertura. Un golazo espectacular de un jugador que parece cada vez más difícil de retener.

Sobre los 26´ gana Royón en velocidad entrando por derecha para quedar mano a mano con el arquero y saca el remate que Guruceaga consigue despejar con el cuerpo atorando al delantero negriazul.

A los 32´ un córner desde la derecha y el cabezazo de Platero que consigue despejar Guruceaga por encima del travesaño.

Dos minutos después una media vuelta desde afuera del área del cebolla Rodríguez que pasa por encima del horizontal.

Sobre los 40´ un remate de Freitas desde afuera del área que consigue contener Guruceaga en dos tiempos.

Peñarol desperdició una de contragolpe sobre el cierre y el primer tiempo se fue con ventaja mirasol por la mínima.

El segundo tiempo parecía encaminarse temprano porque a los 2´ un córner desde la derecha de Arias y el cabezazo del cebolla Rodríguez en el primer palo que hace que la pelota se eleve y caiga sobre el segundo palo, pega en el parante derecho y se mete en el arco de Rodríguez marcando el 2 a 0.

Sobre los 7´ sube Ramírez por el medio, pisa el área y saca el remate que se pierde por encima del horizontal.

Después,  a los 13´ un tiro libre desde el campo de Liverpool y Platero que manda la pelota que baja rápidamente sobre el arco de Guruceaga que reacciona rápido para mandar el córner.

10 minutos después pudo liquidarlo Peñarol  cuando Nandez se mete por derecha, engancha hacia el medio para sacarse a su marcador y dentro de área, saca el remate fuerte que consigue despejar el arquero Rodríguez en buena atajada.

Sobre los 25´ un toque del cebolla para Gastón Rodríguez que había ingresado y que entraba solo por derecha y su remate se va por encima del horizontal.

A los 30´ un toque de Viera para Ramírez que de media vuelta dentro del área, saca el remate que se pierde arriba del travesaño.

5´ después llega el descuento de Liverpool. Un desborde por izquierda, el toque al medio y Ramírez define a contrapié de Guruceaga para meterla contra el palo derecho marcando el descuento.

Y de ahí al final Peñarol sufrió los últimos minutos ante el empuje de un equipo local que alentado por el descuento, se fue arriba y si bien no generó ninguna clara, daba la sensación que podía empatar en cualquier momento.

Ganó Peñarol con más zozobra de la necesaria puesto que debió liquidarlo mucho antes y contó con las opciones para hacerlo. Ahora será Defensor en el Campeón del Siglo en lo que será una especie de final por el grupo pero que sobretodo, implicará una posibilidad de descontarle puntos al violeta en la anual.

sábado, 24 de junio de 2017

Nueva goleada. Peñarol 4 Plaza Colonia 1



Jugando en el Campeón del Siglo Peñarol recibía a Plaza Colonia con el único cambio obligado por la suspensión de Guzmán Pereira por quinta amarilla suplantado justamente por el ex Plaza Nicolás Dibble.

Procurando sumar puntos para la anual a tres fechas del final de este campeonato de relleno, Peñarol sufrió en los primeros minutos por la presión de Plaza en campo aurinegro que impedía arrimarse al arco rival.

Así la primera fue para la visita a los 13´ con una jugada por izquierda que culmina con un remate fuerte de Caseras desde fuera del área que contiene Guruceaga en dos tiempos, yendo abajo a mitad de su arco.

Sobre los 20´ una pelota que lleva Dibble por el medio, avanza y saca el remate frontal que contiene bien el arquero Green.

Dos minutos después un centro desde la izquierda al área aurinegra y un cabezazo en el área chica que contiene bien Guruceaga.

Otra vez pudo ser para Plaza a los 37´ con un centro desde la derecha de ex aurinegro Baltazar Silva y dos cabezazos. Uno en el primer palo para elevarla y otro en el segundo para cambiarla de palo y una notable atajada de Guruceaga a contra pie apretando la pelota con una mano contra el suelo para evitar la puesta en ventaja del equipo coloniense.

Responde Peñarol s los 38´ con un notable pase en profundidad de Nandez para que entre solo Arias por el medio y su remate lo despeja Green con el pie.

De nuevo a los 40´ pudo ser para el pata blanca con una jugada por izquierda y el remate fuerte de Caseras que pega en Quintana y sale disparado a media altura contra el palo derecho y Guruceaga vuela para despejar al córner.

La apertura llega a los 42´ con una pelota que trae Nandez por derecha, abre al medio para Arias que espera y la juega de taco para la entrada del cebolla Rodríguez por atrás quien saca el buscapié cruzado que encuentra a Dibble en el segundo palo que consigue tocarla sobre la raya para marcar el tanto carbonero.

Todavía pudo marcar de nuevo a los 45´ con un centro de Dibble desde la izquierda y el remate de Nandez que rozando en un zaguero se va por encima del horizontal.

Se fue el primer tiempo 1 a 0 para el carbonero, en un partido parejo donde costó mucho marcar la apertura y se pasaron zozobras en defensa.

El segundo tiempo traería, como en los últimos partidos, momentos donde afloran los nervios aurinegros y minutos finales donde el equipo hace la diferencia y termina ganando con autoridad.

Plaza muestra intenciones ya al minuto de juego con un tiro libre frontal de otro ex aurinegro como Bogliacino que manda la pelota que pasa apenas elevada contra el ángulo izquierdo de Guruceaga.  

A los 3´ una pelota que sube Nandez por derecha, avanza hacia el arco sin que nadie lo tape y saca el fuerte remate donde vuela el arquero Green para mandar al córner con mano cambiada. Desde ese córner de la derecha, la pelota al segundo palo, el cabezazo de Petryk y la pelota que da en la mano alzada del zaguero Fernández. Claro penal que sanciona el árbitro.

Lo remata Junior Arias, fuerte al medio y Green que se arroja contra el palo izquierdo. 2 a 0 Peñarol  y parecía que se encaminaba a una noche tranquila.

Pero se queda Peñarol y Plaza hace un cambio ofensivo que hace que se comience a jugar más en campo aurinegro y empieza a generar chances para convertir

A los 14´ un centro desde la izquierda y el cabezazo de Bogliacino que pasa apenas arriba de horizontal.

Sobre los 20´ otro centro desde la izquierda y el cabezazo de Díaz que contiene Guruceaga.

El descuento llega a los 23´ con un córner desde la derecha que cae en medio del área y Núñez anticipa a Novick para tocar la pelota y colocarla contra la base del palo derecho dejando parado a Guruceaga que no ensayó defensa.

2 a 1 y afloraban todos los nervios a los que nos ha acostumbrado Peñarol en los últimos años.

A los 29´ un toque elevado de Nandez para el ingreso al área de Arias y vuela hacia adelante Green para llegar a despejar la pelota cuando quedaba solo para definir el delantero aurinegro.

El partido se resuelve a los 31´ con una jugada donde el cebolla roba notablemente una pelota por el medio y se va hacia el arco abriéndose sobre la izquierda y cuando le sale el arquero, la toca al medio para Nandez que mete el toque y la pelota pega en el palo derecho. El rebote lo toma de nuevo el cebolla y cuando remata al arco libre mete la mano Baltazar Silva para evitar el tanto. Claro penal y expulsión para el ex jugador aurinegro.

Lo remata el cebolla Rodríguez (ya había salido Arias) fuerte, arriba, contra el palo derecho de Green que se vuelve a jugar a la izquierda y marca el 3 a 1 que liquidaba el juego sobre todo teniendo en cuenta que Peñarol quedaba con un jugador más.

Sobre los 37´ otra opción de descuento para Plaza. Un centro desde la derecha, sale Guruceaga para tocar con el puño y la pelota le queda a Caseras que remata al arco y el arquero se rehace notablemente para ir abajo y quedarse con la pelota en impresionante atajada.

Peñarol lo liquida un minuto después, con un notable cambio de frente de izquierda a derecha del cebolla para Nandez, que domina con el pecho y se mete en el área, engancha para sacarse de encima al marcador y toca al medio para Cavallini que, de espaldas al arco, mete el taco para superar la defensa de Green y marcar el cuarto tanto. 4 a 1 Peñarol y completa tranquilidad para cerrar el encuentro.

Volvió a ganar Peñarol, que dejo dudas por momentos, pero se repuso y acabo goleando nuevamente. Para cerrar este campeonato inventado, Peñarol deberá enfrentar dos encuentros muy difíciles como serán Liverpool en Belvedere y Defensor en nuestro estadio. Podrá contar con la vuelta de Guzmán y la tranquilidad de  ser el líder de la serie.

domingo, 18 de junio de 2017

Complicando lo fácil. Peñarol 2 El Tanque 1



Peñarol jugaba en el Centenario buscando descontarle puntos a Defensor en la anual con un único cambio que pasaba por el retorno de Ramón Arias a la zaga saliendo del equipo el paraguayo Villalba.

Enfrente El Tanque un equipo ante el que el aurinegro empezó la temporada goleando 4 a 0 en el Campeón del Siglo.

Peñarol fue más desde el principio, controló juego y pelota y jugó permanentemente en el campo rival, pero le costó generar jugadas de real peligro en los primeros minutos salvo un par de jugadas por derecha que culminaron con pelotas al área que cruzaron delante del arco sin que nadie lograra recibirlas.

La primera del aurinegro es a los 14´con un remate frontal de Nandez desde afuera del área que el arquero Da Silva consigue sacar a media altura contra el palo derecho para mandar al córner.

La segunda fue a los 16´ y debió ser gola para el aurinegro. Una salida rápida en contragolpe con Nandez que trae la pelota por derecha y mete un gran pase para la entrada de Rossi por el medio que remata ante el arquero que resuelve despejando con “la de Dio” (la defensa que popularizó Burgos  el ex arquero de River Argentino). El rebote le queda a Arias que cede a Guzmán Pereira que con el arco libre y el arquero en el suelo la manda afuera por encima del horizontal.

El gol llega a los 19´ con otra jugada rápida por derecha donde Rossi se lleva la pelota y le gana en velocidad a Rocaniere y cuando enfrenta al arquero la coloca cruzada, abajo, contra la base del palo derecho para marcar la apertura que merecía el carbonero.

Y era todo para Peñarol, era justo porque dominaba el trámite, tenía la pelota, jugaba en campo rival y no pasaba zozobras. Pero parece que a este equipo de Ramos le gusta complicarse los partidos fáciles.

Avisó El Tanque a los 35´ con una pelota cruzada a la izquierda para la entrada de Lyford-Pike que remata afuera contra el palo derecho.

Y sobre los 44´ un tiro libre desde la izquierda, la pelota al área, se eleva y sale pésimamente Gurucueaga  que se lleva por delante al jugador de El Tanque y deja la pelota suelta para que Núñez, rodeado de camisetas aurinegras que no estorban, toque la pelota con arco libre marcando un empate torpe como inmerecido.

Peñarol se complicaba para un segundo tiempo que debió irse ganando por más de un gol de diferencia.

El segundo tiempo se presentó de la misma forma, con un Peñarol atacando y El Tanque buscando pegar de contra ataque o algún error aurinegro como en la jugada del gol del empate.

Fue así que el carbonero fue acumulando opciones para convertir. La primera a los 15´ cuando Nandez la manda para Rossi por izquierda y se mete en diagonal al medio y la manda para Dibble solo en el área quien la baja y saca el remate, pero ese acomodar la pelota le da tiempo al arquero Da Silva de atorar el tiro y despejar evitando el tanto carbonero que parecía inminente.

Otra opción muy clara se da a los 23´ cuando un centro desde la derecha le queda al pie de Cavallini en el área chica y saca el remate que otra vez consigue atorar el arquero Da Silva y el rebote le queda a Dibble que, igual que Guzmán en el primer tiempo, con arco libre y el arquero en el suelo, manda la pelota afuera por arriba del horizontal.

A los 25´ otro centro desde la izquierda y Nandez en palomita dentro del área mete el cabezazo que se pierde apenas ancho contra el palo derecho.

Y cuando Peñarol se ponía nervioso a los 32´, un córner desde la derecha y la defensa pierde a Quintana que, solo en el área, se agacha para meter el cabezazo que manda la pelota contra el palo izquierdo dejando sin posibilidades a Da Silva, que hasta el momento había evitado la segunda caída de su arco.

Puesta en ventaja merecida para un Peñarol que hacía más por la victoria y que, puesto en ventaja, se podía esperar que tuviera espacios para colocar un contra golpe que liquidara el partido.

Sin embargo no fue así y Peñarol se limitó a mantener la ventaja (incluso aguantando varios minutos la pelota contra la raya) y no volvió a generar chances para convertir.

Ganó Peñarol un partido que por sí mismo complicó más de lo necesario y consiguió descontar dos puntos en la anual ante Defensor aunque sigue lejos en esa que es la tabla que importa.

Ahora vendrá Plaza Colonia en el Campeón del Siglo y todo hace pensar que a Ramos se le complicará para armar el medio campo, porque ya confirmada la suspensión de Guzmán Pereira por quinta amarilla, se agrega la presumible lesión en rodilla de Ángel Rodríguez.