Buscar este blog

Cargando...

martes, 16 de agosto de 2016

No lo supimos ganar.



El Campeón de Siglo abría sus puertas para recibir la revancha entre Peñarol y Sportivo Luqueño. Un Peñarol con cambios de último momento por las lesiones en esta semana de Valdez y Murillo siendo subrogados por Perg y Arias que hacían su debut oficial, sumando a Alex Silva por Rodales más el ingreso de Albarracín por Urruti, siendo estos los 4 cambios en relación a la formación que debutara hace una semana en el estadio Feliciano Cáceres de Luque.

El equipo paraguayo también con una modificación colocando un segundo delantero de altura (Leichtweis), seguramente buscando convertir por arriba explotando el típico buen juego de cabeza tradicional de los equipos paraguayos.

Peñarol arrancó muy bien, presionando en campo rival, haciéndose dueño del medio campo, explotando la movilidad de Dibble y las ganas de Junior Arias.

Ya a los 2´ debió ponerse en ventaja cuando Arias toca para Dibble que se mete como puntero derecho y manda el centro pasado al segundo palo que recoge Ávalos con un remate de sobre pique que el arquero consigue despejar en buena estirada, la pelota se eleva y pega en el travesaño yéndose al córner.

Otra muy clara a los 6´ cuando Olivera que había quedado por derecha, mete el centro que empalma Arias de volea y el arquero Aquino va abajo contra la base del palo izquierdo para mandar al córner. De ese córner, un cabezazo limpio de Bressan que se va por encima del horizontal.

Peñarol arrollaba a su rival que no pasaba la mitad de la cancha. Pero a los 15´perdió ese envión y el partido se hizo mucho más luchado que jugado. Con cortes permanentes, muchas faltas por ambos lados y un Peñarol que se desordenó y empezó a jugar apurado, olvidándose de todo lo bueno que había hecho en los primeros minutos.

Pero Luqueño tampoco generaba peligro hasta el punto que solo tuvo una jugada cercana al gol sobre los 43´ cuando un ataque por derecha termina con un pase al medio que corta magistralmente Alex Silva, cuando quedaba fuera de foco Guruceaga y entraba un paraguayo solo por el segundo palo.

El primer tiempo se fue con un 0 a 0 que Peñarol solo hizo méritos para quebrar durante los primeros 15´ y con un equipo paraguayo que terminó mucho más cómodo de lo que cabía esperar al inicio del juego.

El segundo tiempo empezó igual de entreverado y cortado que como había terminado el primer tiempo. Con un cambio otra vez por lesión de Alex Silva subrogado por Rodales.

La primer jugada de peligro es para el Luqueño con un remate desde la media luna de Lechtweis que se va arriba del horizontal.

Peñarol caía en el embudo de Luqueño y Da Silva manda a Novick a la cancha para intentar abrirlo, sacando a un Albarracín que volvió a defeccionar como titular. Y de la mano de Hernán, Peñarol tiene dos posibilidades seguidas en dos minutos.

La primera a los 32´ con un tiro libre desde la izquierda que peina Bressan en el primer palo y la pelota se va afuera contra el palo izquierdo.

La segunda un minuto después con otro tiro libre de Hernán, esta vez desde la derecha que vuelve a peinar Bressan y no llegan a tocarla por el segundo palo ni Olivera ni Ángel Rodríguez.

Da Silva manda a Urruti a la cancha por Ávalos y resigna la posibilidad del juego aéreo en los últimos minutos, cuando cabía pensar que Peñarol, apretado por el tiempo,  iba a mandar cada vez más pelotas por arriba.

Volvió a tener dos claras el aurinegro en dos minutos, esta vez entre los 38 y 39´. La primera con un envío al área de Novick que recibe Urruti en el primer palo y remata de media vuelta, cruzado y la pelota se pierde afuera contra la base del palo derecho.

Un minuto después la más clara. Una pelota que le queda a Dibble pisando el área y saca el zapatazo que vuela para despejar el arquero Aquino, el rebote le queda a Novick que manda el centro al medio y cabecea Arias cruzado para dejar de lado al arquero y la pelota pega en el cuerpo de un defensa y se va al córner. La suerte tampoco estaba con el aurinegro.

Sobre los 41´ un desborde de Dibble con velocidad por izquierda, el toque al medio y remata exigido Olivera por dos zagueros y la pelota se pierde arriba del horizontal.

Y esa misma suerte en contra es la que, junto con la inoperancia de Peñarol, nos termina dejando afuera. Porque pasada la hora, un pase al medio sin ninguna pretensión, Perg que trastabilla y lo deja solo a Mendieta que entra con absoluta comodidad y tiene todo el tiempo del mundo para colocarla ante la salida de Guruceaga marcando la apertura del score y a esa altura, la eliminación aurinegra.

Porque Peñarol empató un minuto después pero ya sin chance de clasificar. Una pelota que pelea Urruti en el área y le queda a Bressan que saca el zapatazo que se clava arriba contra el ángulo superior derecho marcando un empate que era injusto, pero algo menos que la derrota.

Peñarol quedó afuera de la Sudamericana, aun siendo superior que su rival en la serie, porque debió ganar claramente hoy y no lo supo definir. No queda afuera por el famoso gol de visitante, sino por no haberlo sabido ganar de local como debía hacerlo.

Da Silva se va de nuevo con una mala actuación en una Copa internacional y aun habiendo sido campeón y con un equipo nuevo, el mundo Peñarol hace que arranque presionado el Uruguayo especial que, si la AUF y el Ministerio del Interior dejan de jugar al tuya y mía, empezara finalmente el 27.

martes, 9 de agosto de 2016

Sabor ambiguo. Peñarol 0 Sportivo Luqueño 0



Peñarol arrancaba otra aventura internacional en una fecha muy importante en lo personal porque hoy hubiera sido el 85 cumpleaños del viejo si estuviera vivo. Mi recuerdo y mi cariño al primero que me habló de Peñarol y me compartió todas las cosas que pudo ver como espectador, desde la fuga hasta las copas de los 60.

Con un equipo prácticamente nuevo con pocos supervivientes de la formación titular que conquistó la copa 50. Da Silva mandó a la cancha a Guruceaga en el arco, línea de 4 con Rodales, Valdez, Bessan y Olivera. Un medio con Ángel Rodríguez y Costa por el medio y con Dibble y Urruti por los extremos. Adelante Murillo y Ávalos.

Un equipo que generaba dudas desde la formación, pasando por la ubicación de alguna de las piezas y el poco juego visto en los amistosos. En frente estaba el Sportivo Luqueño local, ya con 6 partidos de rodaje por su campeonato local y el antecedente reciente de haber llegado a semi finales en la Sudamericana anterior.

Peñarol arrancó bien los primeros minutos, presionando en campo rival, apostando al toque corto y sobre todo, corriendo la cancha como hace tiempo no veíamos a un equipo mirasol.

Pero las primeras fueron para el local. A los 7´un córner de Marín (que tiró todo en su equipo) desde la derecha rematado al primer palo y saca Guruceaga arriba contra el ángulo izquierdo.

La segunda a los 10´ con un remate desde afuera de Godoy que pasa cerca de palo derecho de Guruceaga que controlaba con la mirada.

Peñarol tiene la primera un minuto después a través de un tiro libre frontal de Costa hecho en forma de centro y cabecea Olivera en el área y la pelota se va afuera contra el palo derecho.

Otra a los 17´ con un Córner de Costa desde la izquierda, toque de Valdez en el primer palo y la pelota se va afuera contra el palo derecho

Una más a los 26´ con otro córner de Costa desde la izquierda, cabecea Ávalos en el primer palo y la pelota pica al lado de la base del palo izquierdo sin que pueda meterla Olivera con el arco libre.

Sobre los 36´ un notable pase 3 dedos de Urruti para la entrada de Dibble por izquierda, engancha para sacarse de encima a su marcador y saca el remate que rechaza el arquero Aquino.

Jugaba bien Peñarol, creaba chances y no sufría demasiado en defensa. Pero en los últimos minutos del primer tiempo, comenzó a sentirse la diferencia de rodaje entre un equipo y otro y se vino encima el Luqueño generando varias chances de convertir.

La primera a los 39´ con un tiro libre de Marín que cabecea Saldívar al medio y despeja Olivera debajo del arco cuando estaba superado el arquero y cualquiera que entrara por el medio no tenía más que tocarla para marcar la apertura.

La segunda a los 41´ un córner desde la izquierda de Marín rematado directo al arco y la pelota se va apenas arriba del ángulo derecho de Guruceaga.

La última a los 43´ con un ataque por izquierda donde la pelota es jugada para la entrada de Villamayor que saca el remate fuerte y vuela Guruceaga para mandar al córner en notable atajada.

El primer tiempo terminó 0 a 0 pero los últimos minutos los sufrió Peñarol y generaban la inquietud si este equipo sin rodaje podría soportar los segundos 45´.

El segundo tiempo empezó como terminó el primero. Con Luqueño lanzado en la ofensiva y Peñarol aguardando y buscando su oportunidad.

Las primeras fueron para el local. A los 10´ un remate de afuera de Godoy que se pierde afuera contra el palo derecho de  Guruceaga.

Otra un minuto después con otro remate desde afuera de Godoy que Guruceaga vuela para sacar contra el palo derecho en impresionante atajada y en el rebote había offside.

Peñarol responde tímidamente a los 15´ con un remate flaco de Murillo desde la puerta del área que contiene Aquino sin ningún inconveniente.

A los 23´ se produce la única falla de nuestro arquero en el partido. Un centro llovido desde la izquierda, sale mal Guruceaga, pierde la pelota que le queda a Nuñez que define mal por arriba y consigue sacar la defensa carbonera.

Da Silva hace entrar a Nández en el medio por Murillo y sube a Dibble como segunda punta y el equipo mejoró sustancialmente, ya no sufrió tanto en defensa y tuvo chances para concretar en la red adversaria. Ayudado por Albarracín que en el rato que estuvo hizo mucho más que Urruti.

Llegando a los 30´ tuvo la más clara el aurinegro. Una pared por izquierda entre Albarracín y Dibble con devolución perfecta del segundo para dejarlo solo frente al arquero y el remate cruzado del ex Wanderers se pierde apenas ancho contra la base del palo izquierdo de Aquino cuando parecía que llegaba el tanto mirasol.

A los 36´ un lateral ofensivo en la izquierda, pelota para Albarracín que saca el remate que despeja Aquino arriba contra el ángulo derecho.

La última fue un minuto después con un remate desde fuera del área de Ángel Rodríguez que pasa apenas afuera contra el palo izquierdo.

El partido se fue con un 0 a 0 que nos deja una sensación ambigua. No jugó mal Peñarol, aguanto el ritmo mientras pudo y generó chances, pero de nuevo careció de peso ofensivo, sufrió por momentos en defensa y debió apoyarse en una muy buena actuación de Guruceaga. Pero el equipo corrió la cancha como debe correr un equipo que aspire a algo y como no lo hacía en las últimas temporadas.

La sensación de ambigüedad viene por el lado que se desaprovechó una buena oportunidad de marcar algún tanto de visitante que nos ofreciera más tranquilidad para la revancha. No pudo ser el regalo en el aniversario de mi viejo.

Por ahí la desconformidad nace de aquel recuerdo del Cobreloa donde un 0 a 0 de visitante parecía un buen negocio para la revancha. Pero a los pocos minutos del partido acá, caíamos 2 a 0. Esperamos no se repita la historia.

lunes, 8 de agosto de 2016

Renovacion total


Como siempre que se acerca el comienzo de otra temporada, en esta página se impone el análisis de las altas y bajas del plantel. Sin embargo en esta ocasión, el tema tiene algunas aristas singulares.

Desde hace tantos años siguiendo a Peñarol, no recordamos una ocasión donde el plantel se haya modificado de forma tan trascendente de una temporada a otra como en esta. Prácticamente se ha renovado el 50% del plantel que ganó el trofeo 50.

Pero no es ese el único aspecto singular. Es evidente un marcado cambio en el paradigma del club referido a los jugadores que se han incorporado. Se ha tomado como premisa que sean jóvenes (entre 21 y 25 años), en lo posible rápidos y hayan tenido actuaciones destacadas en sus equipos en la temporada anterior. Podemos decir que se ha hecho una verdadera selección de los equipos menores del último campeonato.

Otro aspecto que se modificó es que, en casi todos los casos, se ha prescindido  de la figura del préstamo y el club ha adquirido parte de pase del futbolista. Teniendo en cuenta los jugadores de que se trata y sus edades, es razonable esperar que tengan un buen valor de reventa y el club participará de esas transacciones.

De esta manera podemos distinguir:

BAJAS:
Diego Forlán: Un clase A. Un jugador de unas condiciones diferentes. Fue importante para la conquista del trofeo 50. 8 goles y 13 asistencias así lo manifiestan. Sin embargo nunca pareció sentirse a gusto en el club, nunca se lo vio feliz y aportó menos de lo que se esperaba. Se le exigía mucho? Es verdad, pero se le exigió en base a su capacidad.

Guillermo Rodríguez: Otro jugador que entendemos dio una mano importante en la conquista del uruguayo. Un zaguero experimentado y con gran personalidad. Lamentablemente el tiempo ha pasado y se mostró demasiado lento para ser la pareja de Valdez, otro jugador ya acosado por la lentitud. Era uno u otro, no los dos juntos. La diferencia es que Valdez tiene contrato vigente y a Guillermo se le terminó.

Gianni Rodríguez: Un lateral que tuvo buenas y malas, nunca consiguió afirmarse en la titularidad y mostrar la solidez necesaria para hacerse con el puesto.

Luis Aguiar: Tiene una historia en Peñarol que nadie puede negar. Desde estas mismas páginas no entendimos cuando el club permitió su anterior salida cuando había sido el volante con más gol de la temporada. Sin embargo, no volvió a repetir sus actuaciones en el último año y fue perdiendo pie en el equipo.

Diogo: De todos los que salieron, entendemos que es el jugador que merecía una mejor chance. Es cierto que como lateral aportaba poca marca, pero era uno de los pocos que entendía el futbol como se juega hoy en día. Siempre se reprochó el que no se lo probara como volante. Entendemos que resulta difícil cuando el propio jugador siempre manifestó que era lateral.

Diego Ifrán: Un jugador que fue de más a menos. Arrancó con mucha fuerza, hizo algunos goles importantes pero fue perseguido por una lesión que le impidió mostrar todas las condiciones que cabía esperar de él. Nunca pudo ser ese goleador que Peñarol necesitaba.

Martín Luque: Fue la apuesta por un jugador de velocidad y que pudiera abrir la cancha. Mostró algunas cualidades que permitían esperar buenos rendimientos que nunca terminaron de concretarse. Como en el caso anterior, estuvo más tiempo lesionado del que pudo mostrarse dentro del campo.

Rodrigo Viega: Un jugador interesante. Mostró buenas cualidades y tuvo alguna buena actuación en encuentros clásicos, incluso marcando un gol. Salió a préstamo a Temperley de Argentina. Habrá que analizar su situación cuando regrese.

Mathías Aguirregaray: A esta altura, todo un talismán aurinegro. Estuvo en la cancha las últimas tres veces que fuimos campeones. Lamentablemente no es nuestro y Estudiantes quería dinero por un nuevo préstamo (que loco no?).

Federico Valverde: Un jugador llamado a ser el diferente de su generación. Con apenas 17 años fue pieza clave en el campeón, un soplo de frescura en un equipo oscuro. Infelizmente somos un club vendedor que lo negoció sin poderlo disfrutar. Habrá que ver ahora si puede trascender el en futbol europeo o el habérselo llevado tan joven termina condenándolo a ser un prematuro jubilado del futbol como pasa muchas veces.

Fabrizzio Buschiazzo: Entendemos que es un zaguero con muchas posibilidades si se le da continuidad y se le permite adquirir experiencia. Nos parece que tiene unas notables condiciones. Por desgracia en Peñarol se lo marcó por su actuación en los partidos ante el Nacional de Medellín donde muy pocos podrían haber aprobado ese examen. Lo rescatable es que salió a préstamo y tendremos la chance de que vuelva a Peñarol más maduro.

Emilio MacEachen: A diferencia del anterior, es un zaguero al que ya hemos visto en varias oportunidades y nos parece que no reúne las condiciones necesarias para ser titular en Peñarol. También salió a préstamo.

Gabriel Leyes: Cuando se fue a préstamo a Juventud, pensamos que le iba a hacer bien y podría hacer méritos para volver. La verdad es que no se destacó y vuelve a salir a préstamo, esta vez a Plaza.

Maximiliano Rodríguez: Un jugador de notables condiciones y que arrancó con muy buenos auspicios jugando un buen partido clásico. Lamentablemente su lesión nunca le permitio jugar mas de 45 minutos y terminó agravándose. La recuperación de su operación le llevará el tiempo de contrato que le queda en Peñarol.

ALTAS:
Guzmán Pereira: Un mediocampista de marca que no es negado a la hora de jugar. De buenas actuaciones con Wanderers, no repitió en la Universidad de Chile y eso ha posibilitado su llegada al aurinegro. Tiene muy buenas condiciones, tendrá que ratificarlas. Es uno de los únicos dos jugadores que llega a préstamo.

Ángel Rodríguez: Un jugador de muchísimo despliegue en River pero que tampoco es negado con la pelota. Ante la posible salida de Nandez y la lesión de Marcel Novick, llega para ser el compañero de Guzmán en el mediocampo.

Juan Martín Boselli: Llega como una apuesta del presidente. Es un jugador rápido que ha tenido buenas actuaciones con Juventud pero sin demasiado gol. Hoy por hoy es una apuesta a un buen recambio.

Gabriel Ávalos: El paraguayo es la gran incógnita del período de pases. Con una trayectoria sin mayor destaque, llega a Peñarol buscando ser la solución ofensiva que nos faltó durante toda la temporada pasada. Dejando de lado los problemas reglamentarios que traía, arrastra también una larga inactividad de casi un año por una lesión de ligamentos.

Luis Urruti: Un punta veloz que nos gustó mucho las veces que pudimos verlo en Cerro. En estos primeros amistosos, Da Silva lo ha hecho jugar más como un volante abierto. Lo hemos visto algo nervioso, pensamos que en la medida que se tranquilice y se adapte al equipo, nos puede dar muchas satisfacciones.

Maximiliano Perg: Un zaguero joven que llega como recambio ante la salida de Guillermo. Se ha mostrado firme en su campaña en Fénix y no ha desentonado en estos primeros amistosos con la aurinegra. Teniendo en cuenta la doble competencia y la condición de Valdez, es razonable creer que va a tener oportunidades de demostrar sus condiciones.

Nicolás Dibble: Uno de los jugadores más destacados de la temporada anterior. Pieza clave en el Plaza Colonia que ganó el Clausura. Es un jugador veloz, encarador, con dribbling y gol. Su posición es media-punta, aunque como en el caso de Urruti, Da Silva lo haya colocado hasta ahora como volante abierto.

Matheus Bressan: El zaguero que proviene de Gremio tiene muy buenas condiciones. A pesar de su edad, ya tiene experiencia de tres temporadas disputando el brasileirao en equipos grandes como Gremio y Flamengo. Algunos errores puntuales lo han enemistado con la tribuna gaúcha, lo que hace posible su llegada a Peñarol. Entendemos que es, a priori, una muy buena incorporación para el equipo. Es el otro jugador además de Guzmán que llega en condición de cedido.

Alex Silva: Caída la posibilidad de Aguirregaray, el lateral de Wanderers llega para ser el titular por la banda derecha del equipo. Ha mostrado buenas condiciones con el bohemio y esperamos las ratifique en Peñarol. Empezó con el pie izquierdo al lesionarse en su primer partido con apenas 20 minutos en cancha.

Junior Arias: Uno de los goleadores del campeonato. Convirtió 19 tantos en la última temporada y no es casualidad porque en la anterior hizo 17 con Liverpool en la B. Es un típico nueve de área, potente y buen definidor. Esperemos que repita.

Al momento de escribir estas líneas, estas eran las altas y bajas que presentaba el equipo, haciendo la salvedad que el período de pases internacional permanece abierto hasta el 31 de agosto. Aún existen posibilidades de que algunos jugadores se alejen de la institución como ser los casos de Murillo, Nandez y Guruceaga y también (aunque menores) de que pueda llegar algún jugador más (Gaston Rodríguez?).

La situación actual del plantel aurinegro para la nueva temporada, tiene sus ventajas y sus contrariedades. Entre las ventajas está que se armó un equipo joven, rápido, que tendrá la posibilidad de correr la cancha como se hace imprescindible en cualquier equipo moderno. Se ha concretado la tan esperada renovación de plantel y se ha bajado notoriamente el promedio de edad. Da Silva tendrá la posibilidad de trabajar con un equipo que armó él y no con uno heredado como le pasó en los últimos 6 meses,

Entre las contras está que la mayoría de estos jugadores no jugaron juntos antes. El equipo carece de una columna vertebral ya afianzada que pueda minimizar las sacudidas propias de la falta de aclimatación de los nuevos. Peñarol será un equipo que deberá armarse sobre la marcha y nada asegura que jugadores que tuvieron buenos rendimientos en equipos chicos, repitan con la aurinegra.

En la habilidad del técnico, en el tiempo que necesiten los nuevos para acomodarse, en la paciencia de la tribuna y claro, en los resultados, estará la suerte de este nuevo Peñarol de cara al próximo semestre.

domingo, 31 de julio de 2016

Empate injusto. Peñarol 1 Plaza Colonia 1



El comentario del partido de hoy será accidentado ya que no pude verlo por tv porque desgraciadamente tengo DirecTv, que tiene dos canales para el futbol uruguayo pero ningún funcionario al que se le ocurra colocar Vtv en uno y Vtv+ en el otro, por lo tanto había dos canales para ver el partido de Nacional, pero ninguno para ver el partido de Peñarol. Es el servicio de cable más caro pero parece que también el más incompetente. Lo pude ver gracias a la gente de un grupo de Whatsapp que gentilmente compartieron un link para poder asistir al encuentro.

Peñarol con un equipo alternativo con Frascarelli en el arco, en defensa Nandez improvisado como una especie de lateral derecho, Perg, Quintana y Mathías Rodríguez, en el medio Freitas, Costa y Albarracín y arriba Rossi, Palacios y el debut del paraguayo Ávalos

Me perdí los primeros 4´ pero ya al minuto 5 Peñarol convierte un tanto que es anulado. La subida de Albarracín por izquierda, la mete al medio y el toque del paraguayo Ávalos que debutaba para meterla en el arco, pero el gol es anulado a instancias del línea.

A los 9´ un pase largo de Costa para que suba otra vez Albarracín por izquierda, mete el centro y cabecea Ávalos y la pelota se va apenas ancha contra el palo izquierdo de Dawson.

Un minuto después responde Plaza con una pelota que lleva Furia por derecha, toca al medio para Vega y el remate de éste se pierde apenas afuera contra la base del palo derecho de Frascarelli.

Sobre los 14´ un tiro libre frontal de Nicolás Rodríguez que se pierde apenas arriba del ángulo derecho del arco de Frascarelli.

A los 19´ otra vez sube Albarracín por izquierda se la lleva con un toque de cabeza y sobre la línea hace el toque atrás que recoge Palacios con fuerte remate. Vuela Dawson para mandar al córner.

Dos minutos después otra posibilidad para el mirasol. Toque de Ávalos para Albarracín que le gana a su marcador, intenta eludir al arquero y cuando va a definir, se rehace Dawson para sacar con una mano al córner.

La más clara de Plaza fue a los 28´ cuando un pase largo permite la entrada solitaria de Malán por el medio, enfrenta a Frascarelli y el arquero se juega la ropa haciendo “la de dios” para quedarse con la pelota.

Sobre los 39´ un pase de Costa para Nandez por derecha, mete el centro y el cabezazo de Ávalos se pierde afuera contra el palo izquierdo.

A los 43´ llega la jugada del gol. Un toque de cabeza de Rossi para Palacios que la mete adentro para Ávalos y lo baja el ex zaguero aurinegro Cristian González en un claro penal bien sancionado. Lo remata Ávalos abajo contra el palo derecho y rechaza Dawson. El rebote le queda al paraguayo que vuelve a rematar y otra vez tapa Dawson pero el efecto de la pelota hace que se meta igual en el arco marcando la apertura.

Peñarol se fue ganando un accidentado primer tiempo, porque fue muy disputado, con muchas faltas y pierna fuerte, pero fue mejor el aurinegro, tuvo las mejores chances y fue justo ganador.

El segundo tiempo tuvo la misma tónica con Peñarol que dispuso de varias oportunidades de asegurar el encuentro y pagó caro por no lograrlo. Ya al minuto pudo ser para el carbonero en una jugada que otra vez arranca Albarracín por izquierda y mete el centro que remata Ávalos por el medio sin dejar caer la pelota y de nuevo despeja Dawson contra el palo derecho en gran atajada.

Sobre los 12´ Albarracín va por izquierda, toca por afuera y busca por adentro para sacarse a su marcador y sacar el remate que rechaza Dawson abajo contra el palo derecho.

Un minuto después entra Boselli por derecha y mete el toque al medio por donde ingresaba Rossi y un zaguero se arroja para cortar y desvía la pelota que descoloca al arquero y se pierde al córner contra la base del palo izquierdo cuando parecía gol en contra.

A los 24´ un toque de Leyes para Albarracín que mete el centro y cabecea solo Affonso en el área chica y otra vez Dawson despeja contra el palo derecho salvando  su equipo.

Un minuto después, centro de Vega y cabecea el ex aurinegro Malán para que la pelota supere a Frascarelli y se meta picando contra la base del palo izquierdo decretando un empate que era absolutamente injusto con el trámite del encuentro.

Sobre los 28´ un remate de  Albarracín pisando el área por izquierda que le quema las manos a Dawson y la pelota se eleva y termina pegando en el ángulo superior izquierdo y en el rebote no la puede meter Leyes.

La última fue a los 41´ cuando la trae Dibble que ingresó en los últimos minutos y toca para Leyes que entra por derecha y saca el remate que se pierde afuera contra el palo izquierdo.

Fue empate y así como dijimos el viernes que la victoria de Peñarol fue injusta porque Lanús fue mucho más, hoy tenemos que decir que el empate fue demasiado castigo para el aurinegro. Fue muy superior a su rival y transformó en figura al arquero Dawson (que en la definición además atajó dos penales). En Peñarol fue una gran actuación de Albarracín, generador de todas las jugadas de peligro y auspicioso lo del paraguayo Ávalos. Bien Rossi y Mathías Rodríguez. No nos gustaron los desempeños de Affonso, Leyes y Ángel Rodríguez.

En 9 días Peñarol estará jugando ante Sportivo Luqueño en Paraguay, esperemos que para entonces el técnico Da Silva tenga claro el panorama.